En Córdoba viven las flores

Es en mayo cuando las flores, que viven eternas en Córdoba, salen de su letargo y se muestran al mundo de mil maneras. La ciudad se llena de aromas perfumados. Relucen las hojas de los olivos y el zumbido de los insectos se nos cuela en el alma en un puro desgarro. El viajero detiene sus pisadas en esas piedras gastadas por el paso de los hombres, apoya sus manos en las rejas de las ventanas, y se deleita con los olores que desprenden los patios cordobeses.

La primera de las manifestaciones florales que asombran al mundo son las Cruces de Mayo, que tienen su origen en la fe cristiana. Y que, desde tiempos remotos, los cordobeses adornan con flores las cruces que aparecen diseminadas por la parte antigua, llena de plazas recoletas y calles empedradas y tortuosas. Una costumbre antigua que hoy en día sirve de reclamo turístico y le dota, si cabe, de mayor atractivo y resonancia.

cruces_2016_7

La segunda de las manifestaciones florales, que dan fama a Córdoba, son sus famosos patios, de los que ya he escrito en más de una ocasión. Porque una casa antigua de Córdoba sin patio es como un hombre sin alma, sin pulmones para respirar. El patio cordobés da sentido a eso que llamamos vivienda, morada del hombre en que éste puede ir tejiendo la tela de su vida. Pasas frente a casas de aspecto ordinario, envejecido, de pesada puerta; y cuando has levantado la mano, para golpear la aldaba, se te abre una puerta que te llevará hasta donde te está esperando un patio: jardín umbroso en la parte recóndita, rico en verdor y en flores, con platos de adornos azules colgados de las paredes, mecedoras que acá y allá y en el centro una fuente que susurra. En los balcones que dan a los patios, hay macetas con geranios y jaulas con pájaros cantores, y arriba, el cielo despejado, que, de noche, cubre las cabezas de los visitantes con ramilletes de luceros e ilumina las murallas romanas que bajan hasta las perezosas aguas del Guadalquivir.

patio-cordobes

Si las cruces de mayo abren al visitante las puertas de una Córdoba florida, los patios son el resumen de la historia de Andalucía. Porque el patio es la antesala de la antigua casa mediterránea, llena de luz y de sombras, que nos da la medida exacta de lo que es esta tierra: la plenitud que se alcanza con el retorno a uno mismo y el estoicismo, embebido en la lenta caricia del tiempo. En un patio andaluz -porque los patios son patrimonio de buena parte de Andalucía- uno cae en la cuenta de que ha ganado allí cuanto tenía que ganar, especialmente lo que es más valioso: la existencia misma. Allí te sumerges en el silencio, en la meditación, y allegas fuerzas para retornar a la luz, para seguir haciendo frente al sol. El patio es la poesía que echa la red y recoge y salva el mundo secreto del hombre.

En Córdoba, un sueño hecho de oro y de arabescos blancos, el alma islámica tembló de espanto y se refugió en sus patios. Aquí, probablemente, nació la poesía, el arte, el culto erótico de la belleza embriagado por mil aromas. En los patios de Córdoba se vive la pasión floral en dura competencia con la belleza de la mujer cordobesa: la artífice de todo lo bello. No obstante Andalucía se nombra en femenino. En las fuentes de los patios cordobeses ondulan las aguas del ensueño, emulando un mas blanco y azul, un mar de sangre y de oro, iluminado de través por la luz dorada de Andalucía.

Patios-de-Córdoba.-Andalucía-0111

No te sabría decir, lector, si estuve en la Córdoba de los emires y califas; sólo se que puse mi pie en un patio encantado, que soñé con una mágica hoguera, como en “Las mil y una noches” y que te invito, en este mes de mayo, a soñar despierto en la ciudad donde viven las flores.

Publicado en Archivos 2017, Ensayo, Literatura, Reflexiones | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Guerras no convencionales

Los seres humanos, salvo contadas excepciones, somos una especie benévola y tranquila. Puede que la historia venga cargada de guerras desde el inicio de los tiempos, pero todas ellas han tenido como denominador común un ansia insaciable de poseer lo que tienen otros, o de conquistar lo que no es de nadie, al margen de la capacidad de obrar el bien que nos define como seres civilizados.

En la historia, las guerras se han combatido con más guerra, la sangre con más sangre y el rencor con un odio exacerbado. Pero en los tiempos modernos, donde ya no hay guerras como las de antaño, y todo se circunscribe a controlar y poseer los bienes y riquezas que tienen los demás, surge el desprecio más absoluto por la vida, por la condición humana, que reniega de las guerras tradicionales en las que se hace uso del honor.

fsa-rebel-thanks-for-weapons-obama_thumb-Siria-obama-criminaldeguerra-terrorismo-alqaCIA-NWO-Illuminati-IIIGM1

Las guerras de ahora no son honorables. No quiero decir que las de antes si lo fueran. Pero dista mucho la forma en que se suceden los daños colaterales, entre unas y otras. Ya que, precisamente, las guerras con menor rédito económico y mayor desgaste, no son las que tienen como contendientes a dos bandos sustancialmente opuestos, sino que son las que se libran contra la población civil.

La guerra en Siria, que está afectando a todo el planeta, según a la distancia que nos encontremos del epicentro, tiene como principal motivo el control de las materias primas que posee este país y su distribución por parte de terceros, todos ellos con nombre y apellidos. Pero como no se trata de una guerra al uso, como las de antes, se disfraza o maquilla de tal manera, que los buenos parece que son los malos, y los malos, que hasta ahora no existían, aparecen transformados en grupos terroristas con supuesta identidad religiosa, mientras sus promotores mueven los hilos de la guerra desde lujosas mansiones, rodeados de riquezas.

58e3c84fc46188cc328b4592

Esta no es una guerra convencional. Esta es una guerra que tiene flecos por todas partes. Todo el mundo señala a países como Arabia Saudí como principal responsable de esta catástrofe mundial, por los intereses que tiene en el comercio de crudo y gas, pero lejos de poner las cosas en su sitio y llamar al orden al país saudí, los líderes de todo el mundo les rinden pleitesía y claudican, a cambio de sustanciosos contratos.

La condición humana, en el desprecio más absoluto por sus semejantes, permite que haya cientos de miles de desplazados por la guerra, vagando por toda Europa, en busca de un lugar donde sobrevivir, donde poder descansar sin miedo a perder el don más preciado de nuestra efímera existencia; la vida. Mientras los líderes mundiales miran para otro lado, y calculan las perdidas humanas a precio de brent. Como si fueran daños colaterales de los que nadie se hace responsable, mientras ellos siguen haciendo negocios con los malos malísimos y sobrevuelan la miseria humana en lujosos aviones.

guerra en siria

La guerra de Siria no convence ni se acaba porque es una guerra inventada. Por eso nadie se pone de acuerdo en buscar un final. La guerra de Siria tiene dos bandos, eso sí, los miserables que la han alentado y provocado, en contra del pueblo sirio, y las partes en conflicto bélico, grupos terroristas utilizados como arma arrojadiza para conseguir unos fines que no se pueden obtener con guerras convencionales, y la población civil que no tiene capacidad de defensa y se encuentra en medio de un fuego cruzado, y huye despavorida por un mundo insensible, que tiene las puertas cerradas y el corazón de piedra, mientras siga el gas dando confort a nuestros hogares y el petroleo saudí mueva nuestros coches.

Publicado en Archivos 2017, Opinión, Política | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Pedro y el lobo

Al grito ¡que viene el lobo! los detractores de Pedro Sánchez se han puesto en marcha. Como pastores apremiando a las ovejas, así se comportan muchos de los responsables socialistas, que intentan dirigir a las bases en un sentido u otro, pero cuanto más lejos del candidato defenestrado mucho mejor.

sanchez-murcia-risa--620x349.jpg

Me viene a la memoria aquellos actos políticos, cuando Sánchez estaba en su momento dulce, y las féminas de su partido gritaban ¡Pedrooo! al más puro estilo Penélope Cruz, con otro Pedro, y se tiraban de los pelos por hacerse un selfie con él. Cuando los miembros y las miembras hacían cola para estrechar su mano y posicionarse para algún carguito. Como aquella que se tiraba a su cuello como una posesa, y en el transcurso del golpe de Estado socialista gritaba ¡Aquí la única autoridad soy yo!

La maquinaria para que Pedro Sánchez no gane más que las encuestas de los periódicos ha comenzado. Para ello, se han puesto a trabajar todos los que temen que si gana en popularidad se les acabe el chollo. Porque para quien no lo sepa, hay dos tipos de socialistas, los que se baten el cobre trabajando por sus pueblos en pos de lograr un mayor grado de bienestar, y los sociolistos, que van de traje y corbata a la cola de las puertas giratorias por si se les escapa algo. Estos últimos, claro está, no quieren que se les acabe el momio porque venga un arreglamundos a poner a cada uno en su sitio, si puede ser, más a la izquierda.

Pedro-Sanchez-si-es-si-banner-900x450

Pedro Sánchez no interesa más que a las bases, a la gente corriente, a la gente que se siente socialista de corazón, a los que la vida les ha dejado en el lado más desfavorecido de las cosas. Pero para los que medran y apoyan con su pasividad la injusticia social, no interesa que venga nadie a quitarles los privilegios que han obtenido dando coba al capital. Por eso, Pedro Sánchez, es el lobo que atemoriza con sus ideas, a todos aquellos que sólo tienen de socialistas el carnet.

Dudo mucho que las purgas internas que están teniendo lugar, las amenazas veladas y la presión de la gestora del PSOE, permitan que la candidatura de Pedro Sánchez llegue a buen puerto. Para ello, se removerá Roma con Santiago, y se buscará a un candidato o candidata títere, que no saque los pies del tiesto. Que no es que sacarlos sea pactar nada con Podemos y sus satélites, sino hacer las cosas como es debido y plantar cara al despropósito del Partido Popular.

Nos queda un tiempo de incertidumbre, donde el cuento de Pedro y el Lobo estará latente, aunque no sea en el mismo orden y con la misma trama, pero dice el refrán que el miedo guarda la viña, y digo yo, que si se dice será por algo, pero no pasa nada por intentarlo. A veces el miedo es mal consejero, y si las cosas necesitan cambiar, y más en política, es porque lo que hemos visto hasta ahora no ha sido mas que más de lo mismo, y el respetable ya está un poco harto de que el cartel siempre lo formen los mismos, no se si me explico.

1431779444_287659_1431785530_noticia_fotograma

Creo muy sinceramente, que flaco favor se le hace a la política, si se tiene miedo a los cambios. Pero peor aún, es hacerle un flaco favor al sentido común y la decencia, y poner en evidencia un partido que tanta historia lleva a sus espaldas, en la lucha por las desigualdades sociales y los derechos de los trabajadores. El PSOE tiene que buscar su lugar en la izquierda. El lugar que le han arrebatado los buscavidas de Podemos, por no estar al quite y luchar con más fervor contra el Partido Popular, contra el asesinato del Estado del Bienestar y la corrupción generalizada.

Aunque no sea este Pedro, ni sea este lobo, si que es un cuento para no dormir. En nuestra mano está cambiar el destino de las cosas y decir aquello de los cuentos, cuentos son.

Publicado en Archivos 2017, Opinión, Política | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

La pija de Triana

Probablemente tenga Susana Díaz más de choni que de pija, pero en el acerbo popular y carnavalero de Cadiz, no se han ahorrado calificativos para esgrimir el descontento que tienen los gaditanos, y andaluces en general, por su actual presidenta autonómica. Y es que Susana, representa lo más casposo y putrefacto del socialismo de cloaca, que ha tenido a Andalucía como un cortijo sin rango ni aprecio, sin el señorío y glamour que representan los pijos de cuna.

carnaval-de-cadiz-a-susana-le-cantan-las-cuarenta

Susana Díaz, la “pija cortijera” de las chirigotas del carnaval de Cadiz, como la han bautizado repetidamente, aspira a trasladar el cortijo a la capital de España. Aspira a imponer el golpe de Estado que desembocó en la gestora, que ella y sus delfines gestionan, en todas y cada una de las federaciones que los socialistas tienen repartidas por España. Porque si una cosa ha quedado clara en todo este asunto de los candidatos a dirigir el Partido Socialista, es que el empeño de la derecha y los poderes fácticos, como se llamaban antaño, es colocar a la choni Susana, antes que a otro candidato que les salga respondón y tuerza las cosas que van derechas.

Susana Díaz es la candidata del Partido Popular a la Secretaria General del PSOE, es la candidata del Ibex35 y de todo lo que huela a mansedumbre de los de siempre. Y si para eso hay que cambiar el negro a blanco o el día a la noche, no hay ningún problema, porque lo que no sea capaz de hacer ella en su corta imaginación, ya habrá otros que se lo den mascao.

20151209-635852946463422203_20151209215445-kvKG-U30712567172oYF-992x558@LaVanguardia-Web

Hay quien ya ve una mano negra moviendo los hilos tras la candidatura de Díaz. Una especie de golpe de mano encubierto para timar a las bases y cambiar el sentido de las encuestas que, hasta ahora, van dando ganador a Pedro Sánchez. Y es que muy fino tiene que hilar para que no le vuelvan a hacer el timo de la estampita y se quede a verlas venir y, con él, la mayoría de los que han apostado por un giro a la izquierda y una regeneración total del Partido, que a este paso seguirá estando partido y desmembrado por mucho tiempo.

No pongo un duda que Susana Díaz sea una buena chica, faltaría más. Como no pongo en duda que sería una buena presidenta en mi comunidad de vecinos, o de la asociación de amas de casa de Peralvillo, por decir algo. Pero de ahí, a ser candidata a presidenta del Gobierno de España, es pasarse tres pueblos y medio.

España necesita otro estilo, ya sea hombre o mujer, no me vayan a poner el sambenito de machista. España necesita un líder fuerte que sea capaz de manejar a toda esta caterva que nos ha traído la crisis económica; a los corruptos, a los desarrapados y a los correveidiles de turno. Que sepa lidiar con los problemas de una Europa agonizante y remediar los problemas internos que afectan a cientos de miles de familias, por mucho que se empeñen en ver otros brotes verdes que no sean los propios de la primavera.

pineda

España no necesita susanas en este momento. Creo sinceramente, que si el PSOE fuese capaz de tener una visión de futuro y dejara el enconamiento visceral que le separa de lo razonablemente político en estos tiempos, podría aspirar a algo más que servir de comparsa de unos y otros, y tener verdaderas posibilidades de asumir un gobierno u oposición decente.

A poco que alguien estudie, con detenimiento, los resultados de Susana Díaz en su gobierno de Andalucía, verá que hace aguas por todas partes, que la corrupción sigue asomando las orejas, y que el desprecio hacia ella ha aumentado entre los andaluces, como nunca antes lo había hecho con otro presidente. Ahora no es tiempo de chirigotas, y la pija de Triana se tiene que quedar en una anécdota.

Publicado en Archivos 2017, Opinión, Política | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Cataluña y el monopolio del 3%

La Cataluña que conocemos los españoles es, en buena parte, el resultado de una pésima gestión de los llamados “padres de la Constitución” a los que la buena fe les llevó a dotar de privilegios a unas Comunidades Autónomas en detrimento de otras. Algo que en España ha venido sucediendo a lo largo de los siglos, dejando a unas regiones pobres y a otras ricas, premiando a los “malos” y castigando a los “buenos”, como sucede en la vida misma. Una gestión que permitiría abrir, en el futuro, la puerta a Cataluña y País Vasco para iniciar el camino de la autodeterminación.

pujol-defensor

Bajo esta consideración propia, que puede o no ser compartida, pero que no está exenta de razón, quiero exponer lo que a mi juicio está sucediendo en Cataluña, y que nada tiene que ver con las pretensiones soberanistas de unos pocos. Y en tanto, considero, que a Jordi Pujol se le dejó hacer en Cataluña un reino de taifas, soportado con mafiosas comisiones que devinieron en el caso del 3% a cambio de no remover el pasado y agitar las masas para cambiar el futuro. Que se le consintió y amparó el enriquecimiento ilícito de su prole, con el mismo propósito que las comisiones del 3%, de cuya existencia estaba al tanto cualquier catalán medianamente informado.

Esto ha sido así durante décadas, con el conocimiento de propios y extraños, de reyes y plebeyos, de gobernantes y gobernados. Una pequeña comisión si se tiene en cuenta la tranquilidad que han dado a España Jordi Pujol y sus secuaces, mientras se han mantenido en el poder. Pero una vez abierta la caja de los truenos y puesta en escena las pretensiones soberanistas, merced a los batacazos electorales y la crisis económica, no ha habido más remedio que sacar a la luz todos los trapos sucios habidos y por haber y, frente a la apuesta independentista auspiciada por Artur Mas, contrarrestar judicialmente los descabellados propósitos, antes de esgrimir definitivamente el artículo 155 de nuestra Constitución.

image_content_6153808_20170226042212

“El problema de CiU se llama 3%”. La afirmación de Pascual Maragall, pronunciada hace más de doce años, en sede del Parlament catalán al entonces líder de CiU, Artur Mas, se interpretó como una velada alusión a supuestos cobros de comisiones en la adjudicación de obras públicas. Un problema que CiU ha sabido llevar con escasa discreción, ya que era la comidilla de todos los círculos empresariales.

Olvídense de establecer paralelismos entre el desafío soberanista y las comisiones del 3% aunque pueda parecer que existe una cierta correlación. El Estado Español tiene más razones y argumentos para impedir el referéndum en Cataluña que lo que aporta el caso de corrupción más importante de la historia reciente en Cataluña. Y lo único que hay que tener en cuenta, es que quien no cumple las reglas termina pagando por ello.

img_dduch_20161122-164032_imagenes_lv_propias_dduch_20161122-1-006-kofd-u413730011567d1b-992x558lavanguardia-web

La sociedad española actual nada tiene que ver con aquella de 1978. Los españoles de ésta época estamos hartos de corrupción política, de pactos, de fraudes, de políticas de bajos fondos y asociaciones de malhechores en las Instituciones del Estado. El juego sucio y el chantaje no pueden ser moneda de cambio en un país moderno, que a veces, parece más una república bananera que un país de la Unión Europea. Los políticos catalanes no pueden ser una excepción en la lucha contra la corrupción. No podemos por más tiempo, los españoles, sentirnos rehenes de unos miserables que amenazan constantemente la unidad territorial de España si no se les deja seguir con sus trapicheos y corruptelas. No podemos ni debemos permitir que en Cataluña exista un monopolio del hampa.

Publicado en Archivos 2017, Noticias, Opinión, Política | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Fuera de servicio

Con demasiada frecuencia nos llegan noticias sobre actuaciones de los miembros de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que redundan en la protección y auxilio a los ciudadanos. Diría, que casi a diario, alguno de estos hombres y mujeres evitan un atraco, salvan una vida, protegen a menores, obtienen información sobre algún delito y, sobretodo, nos hacen sentir más seguros. Todo ello es normal cuando se realiza en el ejercicio de sus funciones, pero sucede que la mayoría de los casos a los que me refiero, se realizan cuando el funcionario se encuentra “fuera de servicio”, lo que conlleva una indefensión absoluta ante los malos, si es que lo denuncian y, al mismo tiempo, vulnerabilidad judicial por el modo en que procede a entregarse por y para proteger al ciudadano.

guardia-pedro-banco-644x362

Esta ambigüedad a la hora de tratar a este colectivo, no se da en la profesión médica, a quienes el deber de socorro les obliga a actuaren cualquier lugar que se encuentren. También los policías y guardias civiles tienen el deber de intervenir siempre, en cualquier tiempo y lugar, se hallaren o no de servicio, en defensa de la Ley y de la seguridad ciudadana, como dice el reglamento. Pero sucede, con demasiada frecuencia, que la condición del término “fuera de servicio” deja una percepción de indefensión para el funcionario, frente a la administración de justicia, que hace que se llegue a plantear la actuación y el deber de perseguir un delito, cuando se encuentra de paisano, si con ello contribuye a que los jueces se ceben con su forma de actuar y pasen por alto el principio de autoridad que se presupone a un policía, que ha sido destrozado por nuestros políticos y juristas.

policia-nacional-rescate-chueca

Hoy mismo, a la hora de rematar este artículo, un policía nacional “fuera de servicio” pero al que, sin embargo, su vocación de servir a los demás no le ha impedido saltar a las vías del metro madrileño para salvar la vida de un ciudadano que había caído inconscientemente, desde el andén, justo cuando el convoy acabada de salir de la estación. Este es uno más de los tantos casos que protagonizan los miembros de nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a los que no les importa llevar o no el uniforme, porque el sentido de la responsabilidad y el deber no entiende en que momento se está de servicio y en que momento no.

Una actitud que en muchos casos juega en contra de los propios funcionarios, pues una actuación que pueda resultar inocua para un ciudadano corriente, puede ser penalizada por la justicia al tratarse de un policía o guardia civil. Y es que muchas veces no se entiende desde los estamentos policiales, a quien beneficia esa saña con la que se dirigen muchos jueces, en su afán de “perseguir” las conductas de los funcionarios públicos que tanto premian los ciudadanos.

banistapolicia-kimc-u201981931900bxh-575x323diario-sur

Probablemente, y no andaría muy equivocado, algunos políticos y profesionales de la judicatura, no duden en responsabilizar a los miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado, de la exitosa lucha contra la corrupción que están llevando a cabo, la lucha contra la delincuencia organizada y el terrorismo, que tantas horas de trabajo y desidia llevan a cuestas, para que en un abrir y cerrar de ojos, como nos recuerda todos los días las hemerotecas, sean puestos de patitas en la calle.

Los ciudadanos tenemos derechos, pero no más que los que merecen nuestros guardias y policías, vistan de paisano o de Papa Noel, porque a buen seguro que a la hora de intervenir ante un delito, una catástrofe del tipo que sea o una situación de socorro, no se van a parar a pensar en que tipo de ropa llevan o si están de servicio o no, porque la sensación interna que sube por el estómago ante una percepción de peligro y ayuda a los demás no entiende de esas cosas legales, tan importantes para otros, esa sensación se lleva en los genes, se lleva en la vocación de servicio, con o sin él.

Publicado en Archivos 2017, Noticias, Opinión, Reflexiones | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

La llegada del Mesías

Con la toma de posesión de Donald Trump, como presidente de los Estados Unidos de América, se han disparado todas las alarmas del mundo rastreo y servil, de la hipocresía elevada a la máxima potencia y, de un periodismo casposo y caduco que mira únicamente por sus intereses económicos y deja de contar la verdad tal como es, la noticia y la actualidad.

No voy a negar que el personaje tiene bastante culpa de las críticas y el mal rollo que genera, pero la sociedad americana ya debería estar acostumbrada a los ricos fanfarrones y paletos de medio pelo que habitan en ese país. Porque sea como fuere, Donald Trump, ha sido elegido presidente de manera democrática, con la mitad de los votos de esa gran nación, que en parte, ven la llegada de este Mesías que tanta falta estaba haciendo entre la clase media nacionalista americana, para poner en valor todo lo bueno que tuvo EE.UU en otros tiempos.

30435346741_efe2784fef_o

Los demócratas de pacotilla que no están a gusto con el nombramiento de Trump, deberían respetar más y mejor las reglas de la democracia, y pensar en lo positivo que un gobierno proteccionista pueda tener para los intereses generales de una nación. Claro que a nadie se le escapa que detrás de las manifestaciones anti Trump y la carga mediática negativa que deberá soportar a partir de ahora, se encuentran importantes grupos de poder, a los que ya está exigiendo que paguen sus impuestos en norteamerica o salgan de ella.

Trump, como cualquier otro presidente que se desviva por su país tiene que ser proteccionista, patriótico y leal. Dicho así puede sonar populista, pero si cada país no mira por los intereses de sus ciudadanos y un mayor grado de bienestar, mal vamos, aunque para ello dejemos de darnos golpes de pecho y de mirar más por el prójimo que por uno mismo.

gettyimages-619566810

Hoy por hoy, los Estados Unidos de América son una bomba de relojería, un parque temático del terror, como nos recuerda a diario la televisión, donde el crimen organizado, el paro y la delincuencia son los protagonistas en la vida de muchos ciudadanos que reclaman un ¡basta ya! Y que con la llegada del Mesías Trump, vuelven a recuperar de nuevo la ilusión y las ganas de sentirse útiles en un país, su país, donde cualquier inmigrante sin papeles tiene más derecho que ellos mismos.

Pero el verdadero temor global por la llegada de Trump a la Casa Blanca, es que las políticas proteccionistas y el ordenamiento de las masas migratorias salpique a Europa, donde ya se vive con auténtico espanto una invasión árabe, que con el paso de unos años, no muchos, de fin a nuestra civilización. Trump ha anunciado, también, que cada país del mundo tendrá que ocuparse de resolver sus propios problemas, del mismo modo que se disponen a hacer los Estados Unidos, porque este país no puede seguir gastando a manos llenas en la protección y seguridad de terceros, si no se respetan los más elementales derechos de los naturales de un país, respeto de los que vienen de otros mundos y culturas, a sabiendas de que jamás se integrarán en nuestro modelo de sociedad.

refugiados-isis

Donald Trump y la premier británica, Theresa May, van a poner en evidencia dentro de unos días a la Unión Europea. Una UE que no termina de arrancar, y a la que cada vez le salen más detractores a cuenta de las políticas migratorias y la inoperancia de Bruselas en asuntos comunes. Una Unión Europea que se desintegrará, si como en Estados Unidos no aparece un nuevo Mesías.

Publicado en Archivos 2017, Noticias, Opinión, Política | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario