Manipulación social

La comunicación es una de las realidades más complejas a la que se enfrenta una sociedad moderna. Es imposible concebir una sociedad como la nuestra sin unas buenas fuentes de información, hasta el punto de que se considera en los primeros puestos de la dinámica social, en buena parte por la aparición de las redes sociales, que no por ser de carácter individual permanecen ajenas a la manipulación.

Nada es tan maleable a la información, con sus pros y sus contras, como la opinión pública. Diríase, que a mayor grado de información, peor informados estamos. Los centros de control y producción de la información tienen un poder sublime sobre los ciudadanos. Y con la influencia y el control viene aparejada, inevitablemente, la manipulación social.

image002_21_17

A cualquier observador de la realidad cotidiana, no le pasará desapercibido el interés partidista sobre las noticias que son actualidad y el buen o mal uso que de ellas se hace, en base a la obtención de unos fines concretos. Los medios de comunicación social han invadido de una manera alarmante la vida social y personal de los usuarios de la información. Y de ello, se aprovechan para destacar en un sentido u otro las conveniencias políticas de los grupos de poder, que compran a las grandes cadenas informativas, para que dejen de hacer periodismo clásico y ejerzan de voceros de una realidad paralela según que intereses convengan.

A mayor grado de información, mayor es la exposición al sectarismo y la manipulación. No es extraño, por tanto, que las luchas de poder se realicen en escenarios teatralizados, y que el control de los medios de comunicación suponga el primer encontronazo entre quienes pretenden llevar a cabo acciones de gobierno o de oposición, en la seguridad de que la información es poder.

Y si la información es poder, la información manipulada lo es aún más. Lo hemos visto en caída de gobiernos. En subida a las alturas y descenso a los infiernos de numerosos personajes, según el interés del momento. Lo vemos a diario con sintonizar los canales de televisión de la parrilla informativa, o visualizar las principales cabeceras y editoriales de la prensa escrita.

on-the-ground

Cada medio trata la misma noticia según le vaya a ir en su cuenta de resultados. Y para ello, no escatima recursos: contrata tertulianos con gran poder de decisión sobre determinadas cuestiones, técnicos en economía, política o crónica social, según para donde se quiera inclinar la balanza de la manipulación social, para hacer una mentira verdad a fuerza de repetirla.

Los medios de comunicación tienden a simplificar o magnificar las noticias según los porcentajes del rating. Que no es otra cosa que el indicador de audiencia que se produce por la exposición continuada a una determinada noticia. Esa noticia que nos meten con calzador y que resulta imposible sacar de nuestra cabeza, y que repetida machaconamente nos hace tomar partido, aún sin quererlo, por una determinada cuestión.

Aunque una sociedad haya alcanzado un alto grado de educación, la mayor parte de la población no está preparada para seguir unos análisis de alto nivel informativo. Y esa desinformación permite que puedan ser perfectamente maleables a lo que se les quiera transmitir, haciendo de una sociedad saturada de información la más desinformada de todas. Toleramos o castigamos los mayores dramas colectivos según los intereses económicos de los medios de comunicación, sin importarnos la verdad, la justicia o el honor de las personas.

Anuncios

Acerca de Ismael Álvarez de Toledo

Ismael Álvarez de Toledo (Tomelloso, España, diciembre de 1956) se dedica en exclusiva al periodismo y la literatura, tras ejercer durante más de veinte años como funcionario del Estado. Desde muy joven tiene inquietudes artísticas, escribe cuentos y esbozos literarios. Participa en numerosos encuentros culturales que le permiten desarrollar su capacidad imaginativa e intelectual con jóvenes de la época y, somete a crítica la actualidad política en España, algo que ha venido haciendo en prensa escrita a lo largo de los años. Ha ejercido su labor periodística en varios gabinetes de prensa de la administración. Asiduo colaborador de periódicos y revistas como ABC, Diario Vasco, Tribuna de Albacete, Diario Montañés, Lanza, Pasos, El Ideal de Granada, Canfali, Diario Crítico, etc. Columnista en El Mercurio, La Nación, de Chile, el Caribeño News, el Globo News. Iás Información y Diario Crítico, entre otros. Como comentarista político ha publicado más de setecientos artículos. Es autor, así mismo de numerosos escritos sobre gastronomía y viajes. Diálogo Interior (1994), Diario de una terrorista (2013) son títulos que siguen presentes en los estantes de las librerías, y consolidan una carrera literaria más allá de nuestras fronteras, donde ha recibido importantes galardones literarios. Presidente de la Sociedad Iberoamericana de Escritores. Coordinador General de Encuentros Literarios. Alcaide de honor del Castillo de Peñafiel, en Valladolid. Medalla Fray Luis de León, del Excmo. Ayuntamiento de Belmonte, en Cuenca.
Esta entrada fue publicada en Archivos 2018, Noticias, Reflexiones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s