Todos y todas, tontos y tontas

Seguramente haya temas mucho más interesantes sobre los que tratar en un artículo de opinión, que referirme a las inusitadas ansias con que vuelve, junto al triunfo de Pedro Sánchez en el PSOE, la estupidez supina del uso del sustantivo, tan innecesario y mal empleado desde el punto de vista lingüístico. Porque como nos recuerda la Real Academia de la Lengua, que digo yo que alguna autoridad tendrá en esto, en los sustantivos que designan seres animados existe la posibilidad del uso genérico del masculino para designar la clase, es decir, a todos los individuos de la especie, sin distinción de sexos.

00

En cualquier acto público donde intervienen políticos, que son casi todos, se hace uso de la condición de izquierdas utilizando desproporcionadamente el femenino, como si fuera un plus o una forma de expresión que les considera más modernos, más en sintonía con los problemas de igualdad que existen entre hombres y mujeres, y no sólo en el plano laboral. Cuánto más de izquierda se considere el orador, más empleará el término femenino. Lo que ocurre, es que en ocasiones puede resultar adecuado, en otras cómico y en las más, extravagante. Sobretodo en esas alocuciones, donde se quiere quedar bien al nombrar a todos y a todas, y se mete la pata hasta el corvejón: sra. jueza, sra. notaria, sra. médica, sra. concejala, y así un sinfín de patochadas que únicamente sirven para arrancar la sorpresa y la risa del graderío.

Todas-y-todos-CHICO

Y es que el despropósito y la simpleza no tienen freno a la hora de utilizar las acepciones en el lenguaje para lograr que se eliminen los estereotipos que puedan considerarse machistas. Por lo que recurriendo, nuevamente, a la RAE, nos dice que, la mención explícita del femenino solo se justifica cuando la oposición de sexos es relevante en el contexto. Pero la actual tendencia al desdoblamiento indiscriminado del sustantivo en su forma masculina y femenina va contra el principio de economía del lenguaje y se funda en razones políticas y otras consideraciones extralingüísticas. Por tanto, deben evitarse las repeticiones, que generan dificultades sintácticas y de concordancia, y que complican innecesariamente la redacción y la lectura de los textos.

Si muchos de los oradores de esta nueva hornada de políticos, la mayoría sin estudios, hubieran estudiado lengua, sabrían que, el uso genérico del masculino se basa en su condición de término no marcado en la oposición masculino/femenino. Por ello, es incorrecto emplear el femenino para aludir conjuntamente a ambos sexos, con independencia del número de individuos de cada sexo que formen parte del conjunto.

diccionario-rae-830x550

Se me ocurren mejores formas de dotar a la mujer en igualdad de medios y oportunidades, que al hombre, que haciendo un uso desproporcionado del sustantivo. Por ejemplo, igualdad salarial, igualdad en puestos de promoción interna en el trabajo, igualdad de derechos en las parejas donde uno de los dos miembros no es contribuyente, y se obvia el trabajo doméstico. Creo sinceramente que en materia de igualdad entre sexos, hay mucha más cera que cortar que la de llevar al esperpento lingüístico nuestro rico idioma. No alcanzo a imaginar si los afamados escritores, tantos a lo largo de la historia, viesen el uso diabólico que se le da a la lengua española, tendrían una buena opinión de lo mucho que ha llegado a degenerar la sociedad española, como para corromper la lengua más rica y más extendida en nuestro planeta. Pero así es la vida, la nuestra, la de todos y todas, la de tontos y tontas, que al menos en esta última si tiene lógica.

 

Anuncios

Acerca de Ismael Álvarez de Toledo

Ismael Álvarez de Toledo (Tomelloso, España, diciembre de 1956) se dedica en exclusiva al periodismo y la literatura, tras ejercer durante más de veinte años como funcionario del Estado. Desde muy joven tiene inquietudes artísticas, escribe cuentos y esbozos literarios. Participa en numerosos encuentros culturales que le permiten desarrollar su capacidad imaginativa e intelectual con jóvenes de la época y, somete a crítica la actualidad política en España, algo que ha venido haciendo en prensa escrita a lo largo de los años. Ha ejercido su labor periodística en varios gabinetes de prensa de la administración. Asiduo colaborador de periódicos y revistas como ABC, Diario Vasco, Tribuna de Albacete, Diario Montañés, Lanza, Pasos, El Ideal de Granada, Canfali, Diario Crítico, etc. Columnista en El Mercurio, La Nación, de Chile, el Caribeño News, el Globo News. Iás Información y Diario Crítico, entre otros. Como comentarista político ha publicado más de setecientos artículos. Es autor, así mismo de numerosos escritos sobre gastronomía y viajes. Diálogo Interior (1994), Diario de una terrorista (2013) son títulos que siguen presentes en los estantes de las librerías, y consolidan una carrera literaria más allá de nuestras fronteras, donde ha recibido importantes galardones literarios. Presidente de la Sociedad Iberoamericana de Escritores. Coordinador General de Encuentros Literarios. Alcaide de honor del Castillo de Peñafiel, en Valladolid. Medalla Fray Luis de León, del Excmo. Ayuntamiento de Belmonte, en Cuenca.
Esta entrada fue publicada en Archivos 2017, Opinión, Reflexiones y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s