Fuera de servicio

Con demasiada frecuencia nos llegan noticias sobre actuaciones de los miembros de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que redundan en la protección y auxilio a los ciudadanos. Diría, que casi a diario, alguno de estos hombres y mujeres evitan un atraco, salvan una vida, protegen a menores, obtienen información sobre algún delito y, sobretodo, nos hacen sentir más seguros. Todo ello es normal cuando se realiza en el ejercicio de sus funciones, pero sucede que la mayoría de los casos a los que me refiero, se realizan cuando el funcionario se encuentra “fuera de servicio”, lo que conlleva una indefensión absoluta ante los malos, si es que lo denuncian y, al mismo tiempo, vulnerabilidad judicial por el modo en que procede a entregarse por y para proteger al ciudadano.

guardia-pedro-banco-644x362

Esta ambigüedad a la hora de tratar a este colectivo, no se da en la profesión médica, a quienes el deber de socorro les obliga a actuaren cualquier lugar que se encuentren. También los policías y guardias civiles tienen el deber de intervenir siempre, en cualquier tiempo y lugar, se hallaren o no de servicio, en defensa de la Ley y de la seguridad ciudadana, como dice el reglamento. Pero sucede, con demasiada frecuencia, que la condición del término “fuera de servicio” deja una percepción de indefensión para el funcionario, frente a la administración de justicia, que hace que se llegue a plantear la actuación y el deber de perseguir un delito, cuando se encuentra de paisano, si con ello contribuye a que los jueces se ceben con su forma de actuar y pasen por alto el principio de autoridad que se presupone a un policía, que ha sido destrozado por nuestros políticos y juristas.

policia-nacional-rescate-chueca

Hoy mismo, a la hora de rematar este artículo, un policía nacional “fuera de servicio” pero al que, sin embargo, su vocación de servir a los demás no le ha impedido saltar a las vías del metro madrileño para salvar la vida de un ciudadano que había caído inconscientemente, desde el andén, justo cuando el convoy acabada de salir de la estación. Este es uno más de los tantos casos que protagonizan los miembros de nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a los que no les importa llevar o no el uniforme, porque el sentido de la responsabilidad y el deber no entiende en que momento se está de servicio y en que momento no.

Una actitud que en muchos casos juega en contra de los propios funcionarios, pues una actuación que pueda resultar inocua para un ciudadano corriente, puede ser penalizada por la justicia al tratarse de un policía o guardia civil. Y es que muchas veces no se entiende desde los estamentos policiales, a quien beneficia esa saña con la que se dirigen muchos jueces, en su afán de “perseguir” las conductas de los funcionarios públicos que tanto premian los ciudadanos.

banistapolicia-kimc-u201981931900bxh-575x323diario-sur

Probablemente, y no andaría muy equivocado, algunos políticos y profesionales de la judicatura, no duden en responsabilizar a los miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado, de la exitosa lucha contra la corrupción que están llevando a cabo, la lucha contra la delincuencia organizada y el terrorismo, que tantas horas de trabajo y desidia llevan a cuestas, para que en un abrir y cerrar de ojos, como nos recuerda todos los días las hemerotecas, sean puestos de patitas en la calle.

Los ciudadanos tenemos derechos, pero no más que los que merecen nuestros guardias y policías, vistan de paisano o de Papa Noel, porque a buen seguro que a la hora de intervenir ante un delito, una catástrofe del tipo que sea o una situación de socorro, no se van a parar a pensar en que tipo de ropa llevan o si están de servicio o no, porque la sensación interna que sube por el estómago ante una percepción de peligro y ayuda a los demás no entiende de esas cosas legales, tan importantes para otros, esa sensación se lleva en los genes, se lleva en la vocación de servicio, con o sin él.

Anuncios

Acerca de Ismael Álvarez de Toledo

Ismael Álvarez de Toledo (Tomelloso, España, diciembre de 1956) se dedica en exclusiva al periodismo y la literatura, tras ejercer durante más de veinte años como funcionario del Estado. Desde muy joven tiene inquietudes artísticas, escribe cuentos y esbozos literarios. Participa en numerosos encuentros culturales que le permiten desarrollar su capacidad imaginativa e intelectual con jóvenes de la época y, somete a crítica la actualidad política en España, algo que ha venido haciendo en prensa escrita a lo largo de los años. Ha ejercido su labor periodística en varios gabinetes de prensa de la administración. Asiduo colaborador de periódicos y revistas como ABC, Diario Vasco, Tribuna de Albacete, Diario Montañés, Lanza, Pasos, El Ideal de Granada, Canfali, Diario Crítico, etc. Columnista en El Mercurio, La Nación, de Chile, el Caribeño News, el Globo News. Iás Información y Diario Crítico, entre otros. Como comentarista político ha publicado más de setecientos artículos. Es autor, así mismo de numerosos escritos sobre gastronomía y viajes. Diálogo Interior (1994), Diario de una terrorista (2013) son títulos que siguen presentes en los estantes de las librerías, y consolidan una carrera literaria más allá de nuestras fronteras, donde ha recibido importantes galardones literarios. Presidente de la Sociedad Iberoamericana de Escritores. Coordinador General de Encuentros Literarios. Alcaide de honor del Castillo de Peñafiel, en Valladolid. Medalla Fray Luis de León, del Excmo. Ayuntamiento de Belmonte, en Cuenca.
Esta entrada fue publicada en Archivos 2017, Noticias, Opinión, Reflexiones y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s