Como perros y gatos

Se inicia la campaña electoral como siempre. Aunque los actores son los mismos, parece que no han entendido el mensaje que les transmitimos los ciudadanos en las pasadas elecciones, y vuelven a lo suyo; el descrédito del adversario y las luchas a cara de perro por ocupar un sillón que les permita ejercer su vanidad, por encima de todas las cosas y, de paso, incrementar su patrimonio a costa de los ciudadanos a los que dicen defender.

He vivido lo suficiente para observar que quienes tienen algún interés en defender o trabajar por la colectividad ingresan en una ONG, en alguna asociación sin ánimo de lucro, o en instituciones tan diversas como la lucha contra el cáncer, la cruz roja, o una simple comunidad vecinal. Pero jamás de lo jamases he visto, que aquellos que han entrado en política, sea cualesquiera su color y propósito, lo hicieran por compromiso social o por mejorar el bienestar común de sus semejantes, a los que utilizan para sus fines.

3633158

Me puedo remontar a cualquier época vivida, porque el patrón siempre ha sido el mismo, desde el concejal de pueblo hasta el presidente del gobierno, y para muestra las hemerotecas. He visto enfrentamientos entre vecinos de la misma calle, amigos de colegio, incluso hermanos que han militado en partidos distintos, y de esos hay unos cuantos en la actualidad. Pero todos con una finalidad muy primaria, obtener poder para mejorar su situación personal, ya sea económica o por simple vanidad.

USIM97000065b658b0eff0e36d76c1e323e9b954ea

Los ciudadanos somos las víctimas inocentes, sacrificados, a veces, para dar paso a un orden mayor, o a una ambición desmedida de quien controla el poder. Los ciudadanos somos simples cifras, números. Carecemos de importancia un mes antes de las elecciones, y volvemos al anonimato al día siguiente de que se celebren. Por eso, nuestro poder es efímero, pero en nuestra decisión reside la última palabra, para que sean unos u otros los que manejan nuestra voluntad, a su antojo, olvidando las promesas hechas en campaña electoral.

Hemos visto en los debates cómo se miran y hablan unos contrincantes a otros; todos a cara de perro, pero no deja de ser mas que una estrategia para satisfacer a la audiencia. Interesa mucho dar la sensación de que los políticos de signo contrario se llevan como perros y gatos, igual sucede con los futbolistas u otras profesiones, pero entre bambalinas, y fuera del circo mediático, todo es mucho más sencillo y afable.

image_content_4972307_20160613225030

Para los cuatro candidatos a la presidencia del gobierno que han debatido en televisión, los ciudadanos interesamos lo justo. Interesa Europa, interesa la economía, interesa la moneda única, interesa el reparto de poder. Pero ninguno demostró, fehacientemente, que le interesen los problemas de los ciudadanos. No se habla en los debates de la cláusula suelo, ni de la dependencia, ni de los desahucios, ni de los cientos de suicidios que han tenido como móvil los recortes de éste gobierno.

Parece que vivimos en un mundo flower power, donde los ciudadanos sufren; de verdad, y los políticos fingen llevarse como perros y gatos.

Anuncios

Acerca de Ismael Álvarez de Toledo

Ismael Álvarez de Toledo (Tomelloso, España, diciembre de 1956) se dedica en exclusiva al periodismo y la literatura, tras ejercer durante más de veinte años como funcionario del Estado. Desde muy joven tiene inquietudes artísticas, escribe cuentos y esbozos literarios. Participa en numerosos encuentros culturales que le permiten desarrollar su capacidad imaginativa e intelectual con jóvenes de la época y, somete a crítica la actualidad política en España, algo que ha venido haciendo en prensa escrita a lo largo de los años. Ha ejercido su labor periodística en varios gabinetes de prensa de la administración. Asiduo colaborador de periódicos y revistas como ABC, Diario Vasco, Tribuna de Albacete, Diario Montañés, Lanza, Pasos, El Ideal de Granada, Canfali, Diario Crítico, etc. Columnista en El Mercurio, La Nación, de Chile, el Caribeño News, el Globo News. Iás Información y Diario Crítico, entre otros. Como comentarista político ha publicado más de setecientos artículos. Es autor, así mismo de numerosos escritos sobre gastronomía y viajes. Diálogo Interior (1994), Diario de una terrorista (2013) son títulos que siguen presentes en los estantes de las librerías, y consolidan una carrera literaria más allá de nuestras fronteras, donde ha recibido importantes galardones literarios. Presidente de la Sociedad Iberoamericana de Escritores. Coordinador General de Encuentros Literarios. Alcaide de honor del Castillo de Peñafiel, en Valladolid. Medalla Fray Luis de León, del Excmo. Ayuntamiento de Belmonte, en Cuenca.
Esta entrada fue publicada en Archivos 2016, Noticias, Opinión, Política y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s