Terrorismo bancario

Para enfocar este artículo de opinión respetando el título, sin que por ello se pueda crear alarma o malestar en el sector del que se trata, aunque para muchos usuarios del sistema bancario en España, que somos todos o casi todos los españoles, seguro que me quedo corto en afirmaciones, quiero atenerme a la definición que sobre el significado de terrorismo se puede encontrar en cualquier diccionario y páginas afines.

f4449-justicia-politicos-y-sindicatos-ante-los-desahucios

El término terrorismo, al que tan acostumbrados estamos en España, tiene fuertes connotaciones políticas y posee una elevada carga emocional en nuestra sociedad debido al sufrimiento que ha producido a lo largo de nuestra historia reciente, por eso dificulta consensuar una definición precisa. Pero si nos basamos en la terminología de la palabra y en el uso que hacen de ella organismos públicos y privados, veremos que la definición se ajusta como un guante y no excede en modo alguno lo violento del término.

La palabra terrorismo se aplica al uso sistemático de acciones que generan violencia o terror en la sociedad, también para coaccionar gobiernos, imponer voluntades arbitrarias en los estamentos y doblegar mediante el uso de la fuerza a los más débiles. También es común que las organizaciones que practican el terrorismo, sea del tipo que sea, rechacen el término por injusto o impreciso. Pero tanto los que lo ejercen como los que lo sufrimos estamos en nuestro derecho de legitimidad o ilegitimidad de los motivos que nos llevan a la expresión del concepto. Es por ello, que a nivel académico se opta por atender exclusivamente a la naturaleza de los incidentes sin especular sobre los motivos ni juzgar a los autores.

clausula-suelo

Las condiciones con que el sector bancario trabaja en España, ha generado en la sociedad una sensación de terror que ha llevado a cientos de personas al suicidio, a miles a perder sus hogares, y a cientos de miles; millones, a vivir en precario debido a las cláusulas abusivas que practican estas entidades, amparadas por los gobiernos, a pesar de estar señaladas una y otra vez en sentencias firmes de los juzgados, tanto nacionales como internacionales. Recientemente la Comisión Europea se lo ha vuelto a decir al gobierno de Mariano Rajoy, tanto en público como en privado, de forma oral y de forma escrita, por activa y por pasiva: o adapta las leyes comunitarias a la normativa nacional o se arriesga a multas. Unas multas que para el sector bancario suenan a risa y para el Partido Popular, mientras ha gobernado, a oídos sordos.

El gobierno del PP ha sido rehén de un sistema bancario que practica el “terrorismo” social. Ha sido cómplice, también, de la creación de fondos buitre que han permitido el enriquecimiento ilícito con las viviendas del sector bancario, de las cuales un alto porcentaje ya había pagado el usuario desahuciado. El gobierno de Rajoy, que ahora quiere convertirse en adalid de la lucha contra la corrupción y promete lo que no ha sido capaz de cumplir en los años en que tuvo mayoría absoluta, sigue siendo reacio a la aplicación de las sentencias y legislación europea, por miedo a perder el favor de los grandes bancos, de los que se siente prisionero, aunque por ello pierda apoyos en la calle de cara a las próximas elecciones.

56792

Mientras el sector bancario obtiene beneficios todo parece ir bien, pero cuando debido a la mala práctica los resultados le son adversos y se les califica de usureros, terroristas, chupasangres, o cualquier otro término que venga a señalarles como los responsables de la crisis que ha azotado a nuestro país, debido en parte a la implantación de cláusulas abusivas en las hipotecas y al deterioro social que han provocado con ello, ponen el grito en el cielo y hacen uso del terror para meter miedo a un gobierno endeble, de títeres y mindunguis, que usan a los ciudadanos para conseguir sus propios fines.

En España, los ciudadanos estamos desprotegidos ante una organización “terrorista” que usa el sistema bancario como metralleta, los desahucios, como bomba lapa para las familias, y el tiro en la nuca para los que agobiados por la responsabilidad ante sus familias terminan colgados de una cuerda o arrojados por un balcón. Mientras, los partidos políticos hacen piña, suman los daños colaterales, pero no condenan el terrorismo bancario.

Acerca de Ismael Álvarez de Toledo

Ismael Álvarez de Toledo (Tomelloso, España, diciembre de 1956) se dedica en exclusiva al periodismo y la literatura, tras ejercer durante más de veinte años como funcionario del Estado. Desde muy joven tiene inquietudes artísticas, escribe cuentos y esbozos literarios. Participa en numerosos encuentros culturales que le permiten desarrollar su capacidad imaginativa e intelectual con jóvenes de la época y, somete a crítica la actualidad política en España, algo que ha venido haciendo en prensa escrita a lo largo de los años. Ha ejercido su labor periodística en varios gabinetes de prensa de la administración. Asiduo colaborador de periódicos y revistas como ABC, Diario Vasco, Tribuna de Albacete, Diario Montañés, Lanza, Pasos, El Ideal de Granada, Canfali, Diario Crítico, etc. Columnista en El Mercurio, La Nación, de Chile, el Caribeño News, el Globo News. Iás Información y Diario Crítico, entre otros. Como comentarista político ha publicado más de setecientos artículos. Es autor, así mismo de numerosos escritos sobre gastronomía y viajes. Diálogo Interior (1994), Diario de una terrorista (2013) son títulos que siguen presentes en los estantes de las librerías, y consolidan una carrera literaria más allá de nuestras fronteras, donde ha recibido importantes galardones literarios. Presidente de la Sociedad Iberoamericana de Escritores. Coordinador General de Encuentros Literarios. Alcaide de honor del Castillo de Peñafiel, en Valladolid. Medalla Fray Luis de León, del Excmo. Ayuntamiento de Belmonte, en Cuenca.
Esta entrada fue publicada en Archivos 2014, Archivos 2016, Noticias, Opinión, Política y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s