Cuaderno de viaje por Cataluña

No existe mejor forma de conocer España que viajando de fuera adentro. Cuando vuelves a casa, entres por donde entres, se produce un sentimiento de alegría interna, que nos remueve y complace al mismo tiempo, obviando los buenos momentos vividos en cualquier otra parte.

De las entrañas de la noche estival, va surgiendo a lo lejos la cercanía de España. Se sale de noche de Marsella, y al romper el alba se llega a Figueras. Palabras en diversas lenguas, órdenes, recomendaciones, impaciencias, esperas, unos silbatos. Siempre lo mismo, y el tren que arranca.

Sitges-vista-panoramica

Enfrente de la estación de tren convencional se halla ubicada la estación de autobuses que es un punto de parada de las líneas internacionales así como de salida y llegada de los autobuses de las líneas catalanas y comarcales. También hay una tienda donde se puede comprar de casi todo. Desde quesos a embutidos, pasando por la típica Anxove de l’Escala, el Oli de l’Empordà o la avellana de la Selva. Visitarla es una buena propuesta de turismo gastronomíco, es un pequeño pero extraordinario viaje al pasado, una tienda muy bien conservada del siglo XIX con productos del siglo XXI. Junto a la tienda hay un bar que contabiliza el latido sociológico de la Europa que sale y que entra. Se bebe vino de l´Empordá con Gamba de Palamós.

Figueres es una ciudad bella, con gran vida social y cultural, una gran oportunidad para disfrutar de toda la esencia de la vida del Gironès y conocer como nunca la figura del genio Salvador Dalí… y como digo, el tren que arranca.

Parque_Güell

Es entonces cuando cambia el panorama. Los luceros, enormes, de la noche clara, te lapidan los ojos con una lluvia de piedras rutilantes, y de los huertos se levanta un perfume dulce, embriagador. El mar, que antes rugía, se calma, y un surco de pétalos lo separa del firmamento infinito. El tren cruza estaciones de pueblos, con casas de piedra que trepan hasta la vetusta iglesia, de cuyo reloj caen, lentas, las horas; plazas desiertas con fuentes que susurran, bestias que mugen, el rumor de unos pájaros que vuelan de unos árboles. Un olor a leña ardiendo en el fogón lo impregna todo y, al contemplar el paisaje, desde la ventanilla del vagón, uno siente convertirse en sangre y carne caliente los sueños que tuvo sobre el mapa inanimado.

El tren avanza y el paisaje se va iluminando de un modo extraño, casi diría espiritual, como acontece en los paisajes del Greco. De estación en estación, el rocío perfumado te inunda de felicidad. El sol va despojando a España de sus ropas de noche. Devuelve a nuestros ojos los colores, los juguetones cabrilleos del mar y nos hinche el pecho de un azul infinito, íntimo, el azul de la conciudadanía mediterránea. Nos ponemos un momento a soñar con el paisaje, y mucho más que el paisaje, el pueblo, una sensación que mezcla momentos y circunstancias mientras en nuestros oídos suena el nombre mágico de Barcelona.

Anuncios

Acerca de Ismael Álvarez de Toledo

Ismael Álvarez de Toledo (Tomelloso, España, diciembre de 1956) se dedica en exclusiva al periodismo y la literatura, tras ejercer durante más de veinte años como funcionario del Estado. Desde muy joven tiene inquietudes artísticas, escribe cuentos y esbozos literarios. Participa en numerosos encuentros culturales que le permiten desarrollar su capacidad imaginativa e intelectual con jóvenes de la época y, somete a crítica la actualidad política en España, algo que ha venido haciendo en prensa escrita a lo largo de los años. Ha ejercido su labor periodística en varios gabinetes de prensa de la administración. Asiduo colaborador de periódicos y revistas como ABC, Diario Vasco, Tribuna de Albacete, Diario Montañés, Lanza, Pasos, El Ideal de Granada, Canfali, Diario Crítico, etc. Columnista en El Mercurio, La Nación, de Chile, el Caribeño News, el Globo News. Iás Información y Diario Crítico, entre otros. Como comentarista político ha publicado más de setecientos artículos. Es autor, así mismo de numerosos escritos sobre gastronomía y viajes. Diálogo Interior (1994), Diario de una terrorista (2013) son títulos que siguen presentes en los estantes de las librerías, y consolidan una carrera literaria más allá de nuestras fronteras, donde ha recibido importantes galardones literarios. Presidente de la Sociedad Iberoamericana de Escritores. Coordinador General de Encuentros Literarios. Alcaide de honor del Castillo de Peñafiel, en Valladolid. Medalla Fray Luis de León, del Excmo. Ayuntamiento de Belmonte, en Cuenca.
Esta entrada fue publicada en Archivos 1991, Destacados, Turismo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s