Castilla-La Mancha, una puerta abierta al futuro

Antes de entrar a debatir el espíritu que subyace en la realidad socioeconómica de Castilla-La Mancha, que de vital y necesaria importancia, hacer una reflexión acerca de los acontecimientos anteriores a este resurgimiento floreciente que en la actualidad nos presenta como una autonomía latente, joven y moderna, tanto en planteamientos, como en idearios característicos de una entidad que permanece despierta ante el desarrollo evolutivo de una España que resurge, económicamente, tras el aferramiento sometido y espontáneo de una sociedad costumbrista anclada en el pasado.

Castilla-La Mancha ha sido definida como la región en la que pervive el paisaje agrario tradicional, el éxodo rural y la tardía industrialización y modernización, que han hecho de esta Comunidad una de las regiones de más baja densidad demográfica de la península, pero esta imagen ha cambiado notablemente en los últimos años. Y es que el mundo rural no puede permanecer ajeno a los cambios evolutivos de la sociedad, es más, puede decirse que en los últimos años es precisamente en los núcleos de población más reducidos, donde se advierte una mayor transformación.

2

Con la llegada del autogobierno tras años de sometimiento a un centralismo desconsiderado, nuestra Comunidad Autónoma ha pasado de una mentalidad arcaica, basada en sencillos criterios de economía y subsistencia, a otra nueva y pujante, que se alimenta de nuevos valores, que no quiere decirse que sean mejores, lo que obviamente son es distintos. La transformación estructural no solo ha servido para abandonar definitivamente la ruralidad vital, sino que también se han establecido nuevos parámetros de subsistencia entre los habitantes más jóvenes.

Han pasado los años y nuestra sociedad ha cambiado sustancialmente. Por una parte, las regiones más ricas han seguido prosperando; creciendo, demográfica y económicamente. No en vano han dispuesto de una mayor concentración de recursos. Pero el desarrollo agrícola en el sector primario, fuente de riqueza de nuestra Comunidad debe estar en consonancia con las demandas que exige el mercado único, resultado de la Unión Europea.

La descomposición que históricamente ha tenido Castilla-La Mancha frente a otras regiones, se refleja claramente en el importante déficit histórico de regadíos, que suponen casi un 40 por 100 de la producción final agraria y, el peso que la agricultura, tiene en el producto regional es considerablemente más alto que en otras regiones.

vino-do-la-mancha

Pero toda recuperación trae consigo una mayor adecuación a los programas exigidos en un mercado altamente competitivo. Europa acaba de dar el visto bueno al esperado Plan de recuperación de la capacidad productiva del viñedo. Esto quiere decir, que los viticultores castellano-manchegos van a recibir importantes ayudas económicas por arrancar cepas dañadas por la sequía y poder replantar con mejores y más provechosas variedades. Es esta, una de las consecuencias necesarias de adaptación exigidas por nuestros socios comunitarios. Hasta ahora estábamos más preocupados por conseguir una mayor cantidad de producción, que un resultado óptimo de los productos. La calidad tiene que ser una de las prioridades, si queremos aprovechar el momento y la oportunidad económica que nos brindan los fondos europeos, para modernizar y mejorar la base productiva, sobretodo del viñedo. Para ello, las cooperativas y las sociedades agrarias de transformación, tienen en sus manos el equilibrio necesario para modernizar e instrumentalizar los sistemas productivos de que requiere la modernización de nuestra agricultura.

Una puerta abierta al futuro. Todo un magnífico mundo se ofrece, todo un equipamiento que cada día se prepara, para que se pueda admirar y conocer de esta gran Tierra única y cualificada, que es llana y es río, sierra y monumento, esperanza y futuro de generaciones venideras.

Acerca de Ismael Álvarez de Toledo

Ismael Álvarez de Toledo (Tomelloso, España, diciembre de 1956) se dedica en exclusiva al periodismo y la literatura, tras ejercer durante más de veinte años como funcionario del Estado. Desde muy joven tiene inquietudes artísticas, escribe cuentos y esbozos literarios. Participa en numerosos encuentros culturales que le permiten desarrollar su capacidad imaginativa e intelectual con jóvenes de la época y, somete a crítica la actualidad política en España, algo que ha venido haciendo en prensa escrita a lo largo de los años. Ha ejercido su labor periodística en varios gabinetes de prensa de la administración. Asiduo colaborador de periódicos y revistas como ABC, Diario Vasco, Tribuna de Albacete, Diario Montañés, Lanza, Pasos, El Ideal de Granada, Canfali, Diario Crítico, etc. Columnista en El Mercurio, La Nación, de Chile, el Caribeño News, el Globo News. Iás Información y Diario Crítico, entre otros. Como comentarista político ha publicado más de setecientos artículos. Es autor, así mismo de numerosos escritos sobre gastronomía y viajes. Diálogo Interior (1994), Diario de una terrorista (2013) son títulos que siguen presentes en los estantes de las librerías, y consolidan una carrera literaria más allá de nuestras fronteras, donde ha recibido importantes galardones literarios. Presidente de la Sociedad Iberoamericana de Escritores. Coordinador General de Encuentros Literarios. Alcaide de honor del Castillo de Peñafiel, en Valladolid. Medalla Fray Luis de León, del Excmo. Ayuntamiento de Belmonte, en Cuenca.
Esta entrada fue publicada en Archivos 1990, Naturaleza, Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s