Reivindicación regionalista

Reivindicar la política como una de las actividades más nobles que pueden realizar las personas se ha convertido en uno de los retos más importantes para el mantenimiento de las democracias tal y como se concibieron a lo largo de la historia. El mensaje de que “todos los políticos son iguales” ha calado demasiado hondo en una gran parte de la sociedad provocando el alejamiento de ésta de la política, lo que ha permitido una reducción, del espacio de “lo público”, y la sustitución de esos espacios de convivencia por la iniciativa ciudadana ante la desidia de los gobernantes.

1

Es precisamente en las ciudades donde se producen las primeras relaciones de los ciudadanos con la política, entendida como el espacio de “lo público”, donde se manifiesta el conflicto con mayor énfasis entre el interés privado y el bienestar colectivo. Estas relaciones de los ciudadanos con la política nos lleva a considerar una conciencia firme como Región, y la defensa de nuestra identidad más pura y auténtica, a la que sumamos nuestros intereses económicos y de bienestar social y un medio ambiente adecuado.

Pero siendo importante la gestión de los servicios regionales por nosotros mismos, con nuestros ideales, debemos reivindicar la política como el único instrumento que posibilita a los individuos alcanzar la condición de sujetos sociales y permitir la identificación de los ciudadanos de Castilla-La Mancha con su Región.

2

Qué los ciudadanos por sí mismos no pueden sustituir a la política en la configuración de nuestros pueblos y ciudades, es algo que los castellano manchegos no podemos olvidar, pero sí debemos exigir que se nos gestione con acierto y honradez, superando el bipartidismo que nos imponen los profesionales de la política.

Las deficiencias de gestión encontradas a lo largo de estos años ha, permitido a los ciudadanos agruparse en torno a plataformas cívicas para reivindicar lo que sus responsables políticos, elegidos en las urnas, les niegan. Mientras el PSOE se mantiene en la complacencia del que gobierna, esperando una decisión final del Sr. Bono sobre quien le sucederá, el PP mira también a la capital de España cada vez que los ciudadanos de Castilla-La Mancha les tienen que solicitar algo. Todas las decisiones que se toman para nuestra región pasan por Madrid, obviando la voluntad de los castellano manchegos.

Desde la firmeza que nos da la razón exigimos a los que representan ese poder político, que trabajen por nuestra tierra, que dignifiquen a todos los ciudadanos de esta región enriqueciendo la vida socioeconómica y cultural de Castilla-La Mancha, sin necesidad de pedir permiso a nadie para responsabilizarse de las demandas de sus paisanos.

Es responsabilidad de los representantes políticos recomponer los espacios de consenso para alcanzar los objetivos primordiales de carencias que sufre nuestra región, y que todos se resisten a acometer, y sobre todo, respetar la condición de sujetos sociales y permitir la identificación de las gentes de Castilla-La Mancha con sus raíces. Los ciudadanos de esta tierra somos los protagonistas de nuestro propio progreso y futuro, para lo cual es necesario potenciar la vertebración social más eficaz y representativa de los órganos de poder.

Acerca de Ismael Álvarez de Toledo

Ismael Álvarez de Toledo (Tomelloso, España, diciembre de 1956) se dedica en exclusiva al periodismo y la literatura, tras ejercer durante más de veinte años como funcionario del Estado. Desde muy joven tiene inquietudes artísticas, escribe cuentos y esbozos literarios. Participa en numerosos encuentros culturales que le permiten desarrollar su capacidad imaginativa e intelectual con jóvenes de la época y, somete a crítica la actualidad política en España, algo que ha venido haciendo en prensa escrita a lo largo de los años. Ha ejercido su labor periodística en varios gabinetes de prensa de la administración. Asiduo colaborador de periódicos y revistas como ABC, Diario Vasco, Tribuna de Albacete, Diario Montañés, Lanza, Pasos, El Ideal de Granada, Canfali, Diario Crítico, etc. Columnista en El Mercurio, La Nación, de Chile, el Caribeño News, el Globo News. Iás Información y Diario Crítico, entre otros. Como comentarista político ha publicado más de setecientos artículos. Es autor, así mismo de numerosos escritos sobre gastronomía y viajes. Diálogo Interior (1994), Diario de una terrorista (2013) son títulos que siguen presentes en los estantes de las librerías, y consolidan una carrera literaria más allá de nuestras fronteras, donde ha recibido importantes galardones literarios. Presidente de la Sociedad Iberoamericana de Escritores. Coordinador General de Encuentros Literarios. Alcaide de honor del Castillo de Peñafiel, en Valladolid. Medalla Fray Luis de León, del Excmo. Ayuntamiento de Belmonte, en Cuenca.
Esta entrada fue publicada en Archivos 2001. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s