La importancia de lo importante

Son muchas las razones por las que algunas personas anónimas deciden hacerse públicas en un determinado momento. Yo soy de una generación y de una época en la que el adolescente normal no se planteaba el hecho de ser político, porque no era un oficio que estuviera seriamente considerado en la sociedad de aquellos años. Un joven que se planteaba el futuro de su vida optaba por ser abogado, médico o maestro, lo más, o hacer una carrera universitaria simplemente. Eso, frente a los que no teníamos más remedio que trabajar sin posibilidad de fuertes aspiraciones ulteriores. Pero en el tiempo que ahora nos toca vivir, parece que se da más importancia al hecho de ser importante que a otra cosa. “De mayor yo quiero ser importante”, diría ahora un joven cuando le hicieran la pregunta de rigor. Y es que el ser importante, pasa en el mundo actual por una de las carreras más brillantes, aunque no sea necesario tener estudios universitarios. 

aclmss

Vivimos en un mundo de imagen donde todo se hace para parecer importante. Un mundo donde la envidia constituye el principal pecado de la sociedad, y donde el afán de protagonismo se eleva a cotas grandísimas. Donde la irresponsabilidad de los políticos para solucionar los problemas sociales, ha fomentado la sustitución de lo “publico” por la participación del pueblo en la gestión política. Y donde los “importantes” montan su tenderete en la calle y juegan a ser políticos.

Los errores se sabe que son errores después de cometerlos, y reivindicar a estas alturas la actividad política en Castilla-La Mancha con dignidad choca frontalmente con las reacciones ciudadanas, donde se manifiestan conflictos de intereses entre lo privado y el bienestar colectivo. Esta es al menos, la conclusión que extraigo de la actitud de los ciudadanos vinculados, o no, a las plataformas ciudadanas que, se llamen como se llamen, tratan de reivindicar sus intereses y poner las cosas en su sitio.

Portada1

Aquí es donde se ve la incapacidad de los gobernantes que hemos tenido en Castilla-La Mancha durante años, y que nos han llenado de carencias respecto a otras comunidades y pueblos de España. Cada vez que se ha querido acometer en Castilla-La Mancha un trabajo en infraestructura, tiene que dar su parecer y complacencia Toledo o Madrid, según las siglas del Partido que gobierne y, eso no.

Los hombres y mujeres de nuestra región tienen voz propia, como ha quedado demostrado un sinfín de veces, y deben saber que la solución a los problemas que les acucian pasan por la unidad de todos los ciudadanos, que sin ponerse “medallas” se lanzan a la calle a reivindicar lo que es justo.

Tenemos la experiencia en nuestra región de que, pese a sus deficiencias, el movimiento ciudadano ha sido siempre el que ha permitido a nuestros pueblos alcanzar la condición de dignidad, donde, en sus espacios de convivencia, los ciudadanos pueden salir de su condición de individuos y alcanzar su dimensión social.

Es responsabilidad de los representantes políticos recomponer los espacios de consenso que permiten mayor desarrollo a los pueblos, aunque eso suponga algún que otro roce con su propio partido, y no estar pensando todo el tiempo en llegar a ser tan importantes como para reventar de gozo. Cuando se piensa en uno mismo, y no en el colectivo de ciudadanos que forman un pueblo se puede ver abocado al mayor de los fracasos, porque en definitiva, quien tiene la llave de la soberanía popular es el ciudadano, sea del partido que sea.

Probablemente, la incapacidad y el pasotismo de algunos de nuestros gobernantes nos conduzcan a que esas plataformas ciudadanas que velan por nuestros intereses se conviertan con el tiempo en partidos localistas o regionalistas donde todos los ciudadanos tengamos voz y voto, y donde no sea necesario pedir permiso a nadie para lograr el desarrollo de nuestros pueblos. Porque nuestro sudor, y nuestro esfuerzo diario se debe quedar aquí, y no para que vivan bien unos señores de otro sitio que juegan a la política para ser importantes.

La importancia, no se consigue por el grado de alzamiento social que uno pueda llegar a tener en un momento determinado, si no, por lo importante de la gestión que sepamos realizar a favor del bien común. La reivindicación de nuestros derechos, es el único instrumento que permite a los ciudadanos alcanzar la condición de sujetos sociales y la identificación de los ciudadanos con su pueblo.

 

Acerca de Ismael Álvarez de Toledo

Ismael Álvarez de Toledo (Tomelloso, España, diciembre de 1956) se dedica en exclusiva al periodismo y la literatura, tras ejercer durante más de veinte años como funcionario del Estado. Desde muy joven tiene inquietudes artísticas, escribe cuentos y esbozos literarios. Participa en numerosos encuentros culturales que le permiten desarrollar su capacidad imaginativa e intelectual con jóvenes de la época y, somete a crítica la actualidad política en España, algo que ha venido haciendo en prensa escrita a lo largo de los años. Ha ejercido su labor periodística en varios gabinetes de prensa de la administración. Asiduo colaborador de periódicos y revistas como ABC, Diario Vasco, Tribuna de Albacete, Diario Montañés, Lanza, Pasos, El Ideal de Granada, Canfali, Diario Crítico, etc. Columnista en El Mercurio, La Nación, de Chile, el Caribeño News, el Globo News. Iás Información y Diario Crítico, entre otros. Como comentarista político ha publicado más de setecientos artículos. Es autor, así mismo de numerosos escritos sobre gastronomía y viajes. Diálogo Interior (1994), Diario de una terrorista (2013) son títulos que siguen presentes en los estantes de las librerías, y consolidan una carrera literaria más allá de nuestras fronteras, donde ha recibido importantes galardones literarios. Presidente de la Sociedad Iberoamericana de Escritores. Coordinador General de Encuentros Literarios. Alcaide de honor del Castillo de Peñafiel, en Valladolid. Medalla Fray Luis de León, del Excmo. Ayuntamiento de Belmonte, en Cuenca.
Esta entrada fue publicada en Archivos 2006. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s