La voz del pueblo en la calle

Despues de agotados todos los plazos dados desde el ayuntamiento, la Delegación del Gobierno y el INSALUD, el pueblo de Tomelloso, movilizado por las plataformas ciudadanas se echó de nuevo a la calle. Estaba anunciada desde hacía tiempo esta manifestación. Incluso recuerdo que ya la pronostiqué yo mismo durante el transcurso de una mesa redonda organizada por la revista PASOS para tratar el tema del hospital y, donde, a partir de aquel día, empecé a encontrarme enemigos por todas partes a causa de mi postura crítica y disconforme por las dudas que ofrecía entonces el proyecto hospitalario de Tomelloso. Hoy en día, estamos hablando de una realidad. Una realidad si me apuran, a medias, pero que duda cabe de que el hospital para Tomelloso va a ser una realidad.

En contra de lo que piensan los críticos gobernantes acerca del papel que desempeño como articulista de Tomelloso, tengo que decir que no solo vengo a descargar mi “basura”, como algunos la llaman, desde Madrid, sino que también participo de la vida ciudadana de esta ciudad, como nativo que soy, y además, como vecino que paga su contribución y demás impuestos. Una participación que me llevó sin ningún afán ni protagonismo, ya que no milito en ninguna plataforma, a la manifestación del día 6 de diciembre, junto a miles de ciudadanos anónimos que reclamaban lo que es justo para esta comarca.

Me hubiese gustado ver en esa manifestación a miembros del equipo de gobierno local apoyando a sus vecinos, también a los miembros de la oposición participando más activamente, ya que se quedaron en la cola de la marcha y cuando la cabeza de la manifestación llegó a la plaza ellos aún seguían en la retaguardia más absoluta, no se si por miedo a verse envueltos a responder en alguna agria polémica o por no considerar que como grupo político su misión consiste en esperar a que los ciudadanos desgasten al alcalde y a su partido mientras escurren el bulto acerca de un problema que les atañe también a ellos, principalmente.

Dicho esto, y sin entrar en las valoraciones que nos hacíamos los presentes, reunidos frente al ayuntamiento, acerca de por qué ningún político daba la cara ante los vecinos de Tomelloso, con una Casa Consistorial cerrada a cal y canto, en todos los sentidos, llego a la conclusión de que el galimatías en torno al hospital no es más que una tomadura de pelo por parte de los políticos de mayor rango que los que nos administran localmente.

hospital_de_tomelloso

Una cosa deben tener clara los ciudadanos de Tomelloso, y es que el hospital es una realidad, más pronto que tarde, si bien es cierto que desde la Junta de Comunidades se piensa más en favorecer a los ayuntamientos regidos por el PSOE y no se escatiman zancadillas para que el de Tomelloso vaya dando trompicones. Esto lo deben ustedes tener en cuenta a la hora de que venga el listo de turno a decir que el hospital es un mérito de su partido. Aquí el único mérito lo tienen los ciudadanos y las plataformas donde se agrupan a falta de agallas políticas para recoger el testigo que les lanzan.

La política en materia de Sanidad de la Junta de Comunidades regida por el PSOE, respecto de Tomelloso, sólo sirve para escudarse en las transferencias sanitarias para Castilla-La Mancha, y no convertirse en punta de lanza de lo que reclaman los habitantes de Tomelloso, mientras que quien está apostando con firmeza porque el hospital de Tomelloso sea una realidad, a pesar de sus deficiencias en materia de organización sea el gobierno de la nación. Las posturas encontradas de unos y otros están ralentizando la construcción del hospital tomellosero y mientras desde el INSALUD se apuesta por el hospital en Tomelloso, a pesar del retraso en la presentación del Plan Funcional, desde el gobierno regional se actúa con cautela, teniendo más en cuenta el juego político que las necesidades sanitarias de esta comarca.

Mientras tanto la voz del pueblo sigue en la calle, inundada de afirmaciones falsas en su mayoría, con el único objetivo de crear polémica, llegándose incluso a repartir propaganda que no se ajusta a la verdad por parte del Partido Socialista local para enconar aún más los ánimos de los ciudadanos en vez de exigir responsabilidades a sus correligionarios que gobiernan en Castilla-La Mancha por el poco apoyo que están mostrando a Tomelloso.

Quede claro, no obstante, que si seguimos a este paso, no vamos a necesitar políticos que gestionen las ciudades, ni resuelvan los problemas, porque la desidia de todos ellos es el triunfo de las plataformas y el declive del propio sistema político. Entre tanto, deseemos unas felices fiestas a amigos y enemigos, aunque sólo sea en el campo del diálogo y que el próximo año sea el de saborear los éxitos obtenidos por el pueblo de Tomelloso.

Acerca de Ismael Álvarez de Toledo

Ismael Álvarez de Toledo (Tomelloso, España, diciembre de 1956) se dedica en exclusiva al periodismo y la literatura, tras ejercer durante más de veinte años como funcionario del Estado. Desde muy joven tiene inquietudes artísticas, escribe cuentos y esbozos literarios. Participa en numerosos encuentros culturales que le permiten desarrollar su capacidad imaginativa e intelectual con jóvenes de la época y, somete a crítica la actualidad política en España, algo que ha venido haciendo en prensa escrita a lo largo de los años. Ha ejercido su labor periodística en varios gabinetes de prensa de la administración. Asiduo colaborador de periódicos y revistas como ABC, Diario Vasco, Tribuna de Albacete, Diario Montañés, Lanza, Pasos, El Ideal de Granada, Canfali, Diario Crítico, etc. Columnista en El Mercurio, La Nación, de Chile, el Caribeño News, el Globo News. Iás Información y Diario Crítico, entre otros. Como comentarista político ha publicado más de setecientos artículos. Es autor, así mismo de numerosos escritos sobre gastronomía y viajes. Diálogo Interior (1994), Diario de una terrorista (2013) son títulos que siguen presentes en los estantes de las librerías, y consolidan una carrera literaria más allá de nuestras fronteras, donde ha recibido importantes galardones literarios. Presidente de la Sociedad Iberoamericana de Escritores. Coordinador General de Encuentros Literarios. Alcaide de honor del Castillo de Peñafiel, en Valladolid. Medalla Fray Luis de León, del Excmo. Ayuntamiento de Belmonte, en Cuenca.
Esta entrada fue publicada en Archivos 2004. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s