El PP se mofa de las Fuerzas Armadas

Hay temas de los que uno prefiere no opinar por resultar más o menos escabrosos, o por temor a decir la verdad, sin tapujos, sin enmiendas ni raspaduras. Desde que, hace ahora veinte años, me propuse escribir artículos en prensa, y ya pasan de seiscientos, tuve claro que nunca escribiría acerca del terrorismo, y ya es aguantar. También acotaba mi opinión para tratar al Ejército o las Fuerzas de Seguridad, de donde yo provengo. Y no lo hago por temor a represalias, si no, a que llevado por mis conocimientos de lo que allí se cuece venga a decir las cuatro verdades a quien las merece y se joda el invento.

Pero todo tiene un límite, y a veces te sube una cosa dura desde el estómago, o más abajo, te bloquea la tráquea y se te hinchan las narices hasta términos inimaginables. Y es que, en democracia es muy fácil confundir la velocidad con el tocino, que diría un castizo, y avasallar a todo el mundo cuando se representa a la Instituciones del Estado. Aunque sea un poder que llega otorgado en las urnas para hacer el bien, y no para contentar a los adversarios políticos y que dejen de darnos la lata.

Primero fue el Partido Socialista, el que llegado a esas instituciones dijo haber descubierto a la Guardia Civil, hay que tener…   luego los utilizó a su antojo para hacer y deshacer entuertos, llevando a sus hombres más ejemplares a la cárcel, como vulgares ladrones. Después Narcis Serra, confundió al ejército con su Guardia de Corps y propuso ascensos a diestro y siniestro, como el que está en una rifa, en base a una conversión democrática de los siempre vilipendiados militares.

Ahora, el Partido Popular, el que parece más sensible a los problemas del estamento militar, les falta al respeto, y con ellos a todos nosotros, en tanto que las Fuerzas Armadas representan a todos los españoles. Empezó,  elaborando una ley de Fuerzas Armadas Profesionales, en la que a los tres años dejaba en la calle a todos los jóvenes, chicos y chicas, que se decantaban por la vida militar, y aún lo siguen haciendo, lo que nos lleva a tener un ejercito de aprendices de soldado que en el momento de pasar a ser efectivos son puestos de patitas en la calle.

barcelona

Pero, como ustedes pueden imaginar, el motivo de este artículo es denunciar la situación por la que van a atravesar nuestros soldados, participantes en el desfile del Día de las Fuerzas Armadas, que se celebrará en Barcelona el próximo sábado 27 de mayo, y que será motivo de burla  para los que no se sienten españoles, y mucho menos militaristas. Dejando, además, a nuestro ejercito en una situación risoria respecto de otros ejércitos de la Unión Europea, por no decir del mundo.

Ninguno de los argumentos que da el Ministerio de Defensa es coherente. Si desde el primer momento que se pensó en celebrarlo en Barcelona, se intuía que podían herir la sensibilidad del Sr. Pujol, podían haberlo celebrado en cualquier otra ciudad de España, donde nuestros hijos puedan desfilar dignamente como representantes del pueblo español, y no llevarlos por los extrarradios de Barcelona, haciendo una pantomima de lo que significa el Día de las Fuerzas Armadas.

Durante los últimos años, nuestras Fuerzas Armadas han participado, y lo siguen haciendo, en numerosas misiones de paz, sin valorar que bando llevaba la razón, sino, para atender a la población en general, protegerla y dotarla de los recursos básicos de subsistencia, dejando la vida en ello. Creo que es suficiente mérito alcanzado para que a estas alturas Pujol se acuerde de la entrada por la Avenida Diagonal de las tropas franquistas en el año 1939, y en connivencia con el Ministerio de Defensa “escondan” el desfile. Algo inadmisible desde cualquier punto de vista que se mire. Después de ese día nunca más podremos sentirnos españoles al estar en Cataluña. Dice el  refrán que: “donde no quieren a uno de los míos no me quieren a mí”. No hay  necesidad de humillarnos más. Pero menos aún a unos jóvenes que no pasan de los 25 años en la mayoría de los casos, y que todo eso de los rencores del pasado les suena a chino.

Si el gobierno del Partido Popular desprecia a las Fuerzas Armadas con este acto tendremos que acudir al Rey, como Jefe del Ejército y representante de todos los españoles.

Acerca de Ismael Álvarez de Toledo

Ismael Álvarez de Toledo (Tomelloso, España, diciembre de 1956) se dedica en exclusiva al periodismo y la literatura, tras ejercer durante más de veinte años como funcionario del Estado. Desde muy joven tiene inquietudes artísticas, escribe cuentos y esbozos literarios. Participa en numerosos encuentros culturales que le permiten desarrollar su capacidad imaginativa e intelectual con jóvenes de la época y, somete a crítica la actualidad política en España, algo que ha venido haciendo en prensa escrita a lo largo de los años. Ha ejercido su labor periodística en varios gabinetes de prensa de la administración. Asiduo colaborador de periódicos y revistas como ABC, Diario Vasco, Tribuna de Albacete, Diario Montañés, Lanza, Pasos, El Ideal de Granada, Canfali, Diario Crítico, etc. Columnista en El Mercurio, La Nación, de Chile, el Caribeño News, el Globo News. Iás Información y Diario Crítico, entre otros. Como comentarista político ha publicado más de setecientos artículos. Es autor, así mismo de numerosos escritos sobre gastronomía y viajes. Diálogo Interior (1994), Diario de una terrorista (2013) son títulos que siguen presentes en los estantes de las librerías, y consolidan una carrera literaria más allá de nuestras fronteras, donde ha recibido importantes galardones literarios. Presidente de la Sociedad Iberoamericana de Escritores. Coordinador General de Encuentros Literarios. Alcaide de honor del Castillo de Peñafiel, en Valladolid. Medalla Fray Luis de León, del Excmo. Ayuntamiento de Belmonte, en Cuenca.
Esta entrada fue publicada en Archivos 2000 y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s