Un año de amor

Nos acercamos al primer aniversario de la X Legislatura del actual periodo democrático en España. Las elecciones se celebraron cuatro meses antes de lo previsto tras la decisión por parte del presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, de efectuar un adelanto electoral, debido en gran parte a la insostenible gobernabilidad del Estado y la falta de apoyos y espantadas de quienes, a última hora, querían desligarse, como fuera, del régimen zapateril.

El vencedor de esas elecciones fue el Partido Popular, liderado por Mariano Rajoy, que obtuvo en elCongreso de los Diputados una considerable mayoría absoluta con 186 escaños (32 más que en2008) y un 44,62% de los votos frente al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) que obtuvo 110 escaños (59 menos que 2008, su peor resultado desde la restauración de la democracia).

Estos datos son muy significativos para entender la situación en que nos encontramos un año después. Lo cierto y verdad es que el Partido Popular no ganó las elecciones, a mi juicio. Las elecciones las perdió el Partido Socialista, eso si que es cierto, pero las podía haber ganado cualquiera que tuviera la fuerza necesaria para convencer muy someramente a los españoles de que nos podían sacar de la crisis. Algo muy parecido a lo que ocurre cuando te estás ahogando –no me ha pasado nunca- y tu peor enemigo te ofrece su brazo para sacarte del agua.

Fue tanto el empeño que puso el actual presidente del gobierno, en sacarnos de la crisis, que terminamos creyéndolo. Y vuelvo a reiterar lo de la somera credibilidad, porque ciertamente es harto difícil entender a los gallegos, y no porque hablen otro idioma, sino porque dicen, pero no dicen lo que podrían decir, porque nunca dicen lo que debieran decir, ya que en realidad nunca lo quieren decir. Y así nos va. Un año después no sabemos si lo que Rajoy quería decir es lo que está haciendo o está haciendo lo contrario de lo que dijo, pero que no quería decir. Fuera del juego de palabras, lo que tenemos un año después es más de lo mismo. Más crisis, más paro, más corrupción, más crispación y, por si fuera poco un tocapelotas que también se llama Mas.

Los que pensábamos que con la llegada del PP volvería la confianza de los mercados e inversores por su conocida buena gestión de los dineros públicos, nos hemos quedado con dos palmos de narices. Y lo que ocurre es que lo que confían, por una parte, lo desconfían por otra. Básicamente porque los responsables de los mercados no son tontos y están viendo que en España nadie lleva el timón y navegamos a la más absoluta de las derivas, amparados por las olas que nos llegan hora del BCE; Banco Central Europeo; hora del FMI, Fondo Monetario Internacional. Entretanto el dinero sigue escapando de nuestro país hacia otros, en el primer semestre de este año más de 220.000 millones y es constante la fuga. Podemos pensar, como mal menor, que la culpa de todo la tienen los mercados internacionales y así repartimos un poco más la pena y el cabreo. Como dice el refrán: mal de muchos………

El Partido Popular, con su presidente a la cabeza, ha disfrutado de un año de amor. Un año es mucho tiempo, pero el plazo ya se le está acabando y si no cambian el rumbo y cogen el toro por los cuernos será un año perdido, en el que no solamente hemos perdido economía, sino también la vida de ciudadanos que no entendían de la crisis y que no han podido soportar la presión de los tiburones de la banca, amparados por el gobierno.

No se, ni quiero saber, la percepción que tienen los miembros de este gobierno sobre lo que está pasando en España, quizás mejor no saber nada porque puede ser peor el remedio que la enfermedad. Pero la sensación que tenemos muchos ciudadanos y, por eso la recojo y la publico en mi página, es de que caminamos hacia la más absoluta de las derivas esperando que alguien – no se sabe quién – en algún momento, nos pueda sacar de este atolladero en el que nos han metido.

El año de amor ha pasado sin pena ni gloria. Es decir que no hay color, que no se ve el fondo del pozo, que no hay brotes verdes, que no hay esperanza para muchos españoles y que por mucho que se empeñe el aparato demagógico del gobierno de lo contrario, no avanzamos ni retrocedemos, estamos paraos, y cada vez más, mientras muchos ya tienen en la cabeza la idea de que van a ser cuatro años perdidos y una oportunidad de oro para el gobierno del PP, y lo peor de todo, es la sensación de que en estás que estamos Rajoy se nos fuma un puro y se queda tan ancho.

Acerca de Ismael Álvarez de Toledo

Ismael Álvarez de Toledo (Tomelloso, España, diciembre de 1956) se dedica en exclusiva al periodismo y la literatura, tras ejercer durante más de veinte años como funcionario del Estado. Desde muy joven tiene inquietudes artísticas, escribe cuentos y esbozos literarios. Participa en numerosos encuentros culturales que le permiten desarrollar su capacidad imaginativa e intelectual con jóvenes de la época y, somete a crítica la actualidad política en España, algo que ha venido haciendo en prensa escrita a lo largo de los años. Ha ejercido su labor periodística en varios gabinetes de prensa de la administración. Asiduo colaborador de periódicos y revistas como ABC, Diario Vasco, Tribuna de Albacete, Diario Montañés, Lanza, Pasos, El Ideal de Granada, Canfali, Diario Crítico, etc. Columnista en El Mercurio, La Nación, de Chile, el Caribeño News, el Globo News. Iás Información y Diario Crítico, entre otros. Como comentarista político ha publicado más de setecientos artículos. Es autor, así mismo de numerosos escritos sobre gastronomía y viajes. Diálogo Interior (1994), Diario de una terrorista (2013) son títulos que siguen presentes en los estantes de las librerías, y consolidan una carrera literaria más allá de nuestras fronteras, donde ha recibido importantes galardones literarios. Presidente de la Sociedad Iberoamericana de Escritores. Coordinador General de Encuentros Literarios. Alcaide de honor del Castillo de Peñafiel, en Valladolid. Medalla Fray Luis de León, del Excmo. Ayuntamiento de Belmonte, en Cuenca.
Esta entrada fue publicada en Archivos 2012, Opinión, Política y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s